Tu personal es el rostro de tu empresa, ayúdalos a mejorar su imagen y el trato con tus clientes. Las personas no solo buscan buenos precios, sino también, una buena atención y un trato personalizado. Si un cliente queda insatisfecho por el servicio o la atención, es muy probable que no vuelva y que tampoco te recomiende. ¿Tu personal está capacidad para dar la mejor impresión de tu negocio?